Logo de Cucutanuestra
CONTACTO:

Correo:
cucutanuestra@gmail.com
Celular: (57) 312 580 3874
Cucutanuestra.com
El Portal Web con todo sobre nuestra querida ciudad de Cúcuta.

CÚCUTA PARA REÍRLA.

Por Gustavo Gómez Ardila. Ilustraciones: Martha Patricia Yanes Ramírez

CAPÍTULO XI
¿EL PODER PARA QUÉ?

 

SE NECESITAN CABALLOS.

En 1821 era alcalde de San José de Cúcuta don Pablo Márquez. Necesitaba algunos caballos para ir, con sus secretarios, a las veredas a conocer las necesidades de la gente, a untarse de pueblo, a mirar el estado de los caminos y de la escuela y del puesto de salud. Es decir, necesitaba hacer Consejos comunales. Como la alcaldía carecía de las bestias necesarias, el alcalde solicitó una a cada vecino pudiente. Era el aporte para la buena marcha del municipio. Entre los "afectados" por la medida se encontraba Rafael Calderón, quien se había proclamado amigo de los realistas cuando, después de la Batalla de Carrillo, Bartolomé Lizón y sus soldados impusieron un régimen de terror en Cúcuta. Se decía que Calderón había sido un "sapo", por cuyas informaciones habían sido fusilados algunos patriotas. Como no hubo pruebas suficientes, pudo seguir viviendo en la ciudad, aunque muchos lo tenían entre ojos.

Rafael Calderón se negó a entregar el caballo a la alcaldía, alegando que sólo poseía una bestia que necesitaba para sus labores de campo. El alcalde, en uso de sus atribuciones legales y considerando que el hombre era poseedor de varios caballos y que el Estado (la alcaldía) necesitaba uno de ellos, y considerando, además, que Calderón se había negado en forma grosera "sin respetar el fuero que tengo", resolvió: Artículo primero: Despojar a Rafael Calderón de una de sus cabalgaduras para ponerla al servicio de la alcaldía. Artículo segundo: Enviar a prisión a Calderón, por desacato a la autoridad e irrespeto a los funcionarios de la República.

De modo que Calderón, además de perder uno de sus caballos, fue a dar a la cárcel, desde la cual promovió una demanda "contra el alcalde ordinario de 2° voto de San José de Cúcuta", ante el vicepresidente de la República, José María del Castillo y Rada, con asiento en Villa de Rosario.

A los quince días, el Vicepresidente Castillo y Rada y el Ministro del Interior y de Justicia (el Ministerio se llamaba igual que hoy), Diego de Urbaneja, resolvieron el incidente, diciendo:

"Rosario de Cúcuta, septiembre 11 de 1821. El alcalde queda expedito para proceder en justicia y con imparcialidad, y el ciudadano Rafael Calderón quedará a sus órdenes..." De alguna manera a Calderón, amigo e informante que había sido de los realistas, había que cobrarle su actitud antipatriótica. Así fuera con una alcaldada.

----------------------------------

¿DE QUIÉN ES LA VACA?

Septiembre 10 de 1910

La Alcaldía de San José de Cúcuta hace saber a la ciudadanía:

Que en los potreros de la hacienda "Agua Sucia", de propiedad del señor coronel Virgilio Barco M., desde hace más de un mes ha aparecido una vaca, colorada con parches blancos, de regular tamaño, sin cría, que nadie ha reclamado, y cuyo dueño se ignora.

Se da este aviso al público, a efecto de que el que tenga cómo probar la propiedad de dicho semoviente, se presente a este despacho a hacer valer en los términos de ley, la propiedad, de lo contrario se pondrá en posesión del semoviente al señor coronel Virgilio Barco M.

El alcalde, Luis Salas Peralta.

----------------------------------

OJO CON EL GUARAPO

Octubre 20 de 1915

Resolución No.12

La Dirección departamental de Higiene en uso de sus facultades legales, resuelve:

Artículo 1l. Los locales destinados para guaraperías o chicherías serán ventilados y secos. Las paredes se blanquearán cada tres meses, los pisos se barrerán todos los días y se lavarán por lo menos una vez a la semana. Habrá varias plumas de agua para las diferentes necesidades.

Artículo 2. Las pipas o barriles donde se prepara o conserva el guarapo o la chicha estarán colocados a treinta centímetros sobre el nivel de la tierra, a fin de facilitar el barrer de éste. Además, la tapa o cubierta estará formada por una malla de alambre fino para impedir el acceso de las moscas.

Artículo 3. Prohíbese tener en esta clase de establecimientos, pesebreras, corrales para bestias o vacas, cerdos y aves de corral.

Artículo 4. Los patios y solares tendrán un desnivel conveniente para evitar la formación de fangales.

Artículo 5. No se permitirán depósitos de aguas sucias, ni la acumulación de desperdicios y de otras sustancias que entren en descomposición.

Artículo 6. En cada guarapería o chichería habrá un número suficiente de vasos para el consumidor para servirse de uno limpio. Después de usado un vaso debe lavarse bien.

Artículo 7. El personal destinado a la preparación y venta de guarapos y de chichas, deben gozar de buena salud y ser muy bien aseados.

Jesús Mendoza Contreras, Director departamental de Higiene.

-------------------------------------

A RECOGER LAS CABRAS

"El Corregidor de San Pedro, en uso de sus facultades legales, en representación del Alcalde de Cúcuta y por autoridad de la ley,

CONSIDERANDO:

Que las cabras abundan por el territorio de este Corregimiento causando graves daños en las sementeras de las fincas circunvecinas;

Que es deber de las autoridades velar por los bienes y honra de los ciudadanos,

DECRETA:

Art. 1°. Facúltese a los dueños de las haciendas ubicadas en este Corregimiento a disparar con armas de fuego a cuanto animal dañino encuentren en sus propiedades.

Art. 2°. Quien dé muerte a una cabra u otro animal ajeno resarcirá a su dueño con su valor, en dinero contante y sonante.

El presente decreto será publicado por bando y rige desde su promulgación.

Dado en San Pedro, corregimiento de San José de Cúcuta. El Corregidor,

Luis Unda Pérez. El Secretario ad hoc, Luis Unda Pérez.

---------------------------------------------------

PARA EL PRÓXIMO TOMO

Nos quedan entre el tintero, es decir, entre el computador, temas importantes que serán tratados en el tomo II, tales como:

Vamos a serenatear. La música en Cúcuta. Cantantes, conjuntos, compositores y canciones. - Lo importante no es competir sino ganar. El glorioso Cúcuta Deportivo, basketbol, tenis (nuestra Fabiola)...

- Curas, monseñores y los más gorditos: los Obispos. (Historia de la Diócesis de Cúcuta y otras iglesias).

Los 90-60-90 en la ciudad. Reinas y reinados. Leonor Duplat S. 
Costumbres cucuteñas de antes. 
- Comidas y bebidas típicas y de las otras. 
- La ropa: Desde los calzoncillos a mitad de pierna hasta el hilo dental.
- Turismo. Sitios bacanos. 
- Gastando cacumen: escritores, historiadores, poetas. 
Ja, ja, ja. El humor o mamadera de gallo que llaman. - Fiestas julianas y no julianas. 
- No sea toche: jálele al respetico. (La educación y la cultura). 
- Entre tinta, micrófonos y pantalla. Los medios y los enteros.

- Los alcaldes y sus obras.

Y otros temas.

Este libro se terminó de imprimir en el mes diciembre de 2005 
en Edigráficas Ebenezer Cúcuta -------------------------------------------------

cucutanuestra.com

cucutanuestra@gmail.com