Logo de Cucutanuestra
CONTACTO:

Correo:
cucutanuestra@gmail.com
Celular: (57) 312 580 3874
Bienvenido
Cucutanuestra.com con toda la información sobre la ciudad de Cúcuta

GLORIETAS DE CUCUTA.   
Tomado del libro CITA HISTÓRICA del Sr. Luís A. Medina S. 

GLORIETAS DE CUCUTA.

Una de las características principales de la ciudad, de las familias de Cúcuta desde tiempos remotos, ha sido la existencia de las glorietas en el frente de las residencias, adonde por las tardes, de las 5 p.m. en adelante, salía la familia a recibir el fresco de la tarde cuando el sol empezaba a esconderse en el poniente o al declinar en la tarde en el ocaso.

A charlar y ver pasar la gente, recibir visitas, y para disfrutar a cabalidad y con toda la comodidad de los encantos de la hora, sentándose en las incomparables sillas, mecedoras “de Viena” importadas, que jamás han sido fabricadas igual en calidad y comodidad.

Las señoras y las chicas extendían sus frescas cabelleras al salir del baño sobre los espaldares de las sillas y mecedoras, erguidas y ataviadas con vestidos de céfiro blanco o de olanes en colores, con muselinas y percales importados.

Así transcurría la tarde deliciosamente entre el balanceo de las mecedoras ocupadas por los contertulios familiares y por los amigos que llegaban de visita, entre charlas animadas, a la sombra de los árboles como los almendros que siempre han sido ornamento de la ciudad, a la que le han llamado ‘La ciudad de Los Almendros”.

Eso ha sido lo más típico, lo más própio, lo más bello que ha podido tener Cúcuta; las glorietas en los frentes de sus casas.

Como consecuencia de las glorietas, las sillas y mecedoras “de Viena”. Porque era inconcebible una cosa sin la otra. Los almacenes como Cristo Vélez y Cía., Luxemburgo de Cayetano Hernández, José Agustín Berti y otros tantos, eran importadores de estos muebles que han pasado a la historia, para ser remplazados por butacas y poltronas dizque estilos modernos, y así darles el adiós a las bellas sillas y mecedoras “de Viena” tejidas con mimbre americano, finísimo, de fabricación sólida y frescas como no ha habido otras. Sólo como reliquias aún se conservan estas sillas y mecedoras en algunas residencias familiares.

LA GLORIETA DEL PARQUE SANTANDER

La bella “Glorieta” del Parque Santander, fue un modelo traído de Europa a su regreso a esta tierra, por el Maestro José Rozo Contreras, gloria de la música, no solamente nacional, sino en el ámbito internacional.

Bellísima “Glorieta” construida civicamente por los cucuteños, demolida en la administracibn municipál de 1964.

Después del debút del maestro Rozo Contreras el 8 de marzo de 1933, en el Teatro Santander de Cúcuta, organizó con motivo del conflicto fronterizo con el Perú, un concierto.

El maestro Rozo Contreras vió la necesidad de construir una “glorieta”, o mejor dicho, de una gradería acondicionada para la mejor presentación y comodidad de la ejecución de conciertos dominicales de la Banda que se efectuaban en el Parqúe Santander.

Y, con la colaboración de don José Manuel Villalobos, hombre de espíritu público inició la forma de conseguir fondos con partidos de fútbol, realizados en la Plazuela del libertador, con entradas a diez centavos y amenizados con la Banda Deportiva de don Luís Francisco Prada, así se construyó la bella “Glorieta”, artísticamente decorada con motivos musicales de arpas entretejidas como rejas y un pasamanos para descansar.

Esta obra de arte, fruto del civismo estructurado de los cucuteños y donde el maestro Rozo Contreras vio plasmado con creces su inquietud y amor al arte, fue estrenada el día 8 de octubre de 1933, como homenaje a Cúcuta presentó un extraordinario concierto con el mismo personal que lo había acompañado en el primer concierto.

Inició el concierto con el estreno de su transcripción para Banda, del Himno Nacional y el Himno de Norte de Santander.

Y, quién lo creyera? Esa bella glorieta, fue destruida por un cucuteño, de esos llamados de “tuerca y tornillo”, un hijo del pueblo llevado a esa posición por recomendación expresa del Dr. Manuel José Vargas, como empleado que fue de su oficina judicial, y quien había llegado a la ciudad con el currículum de archivador de las Naciones Unidas.

No nos explicamos qué motivos, qué razones poderosas o qué conspiración contra el ornato y embellecimiento del Parque Santander, de esa bella “Glorieta” símbolo pudiéramos decir, del pentagrama musical, símbolo también del civismo estructurado de los cucuteños.

Parece más bien, un sarcasmo, una ironía, una conspiración, o una alergia a esas cosas del arte y del civismo de los cucuteños y de los deportistas que contribuyeron a s construcción.

Fue en aquella administración del año 1964, de un Alcalde a quien llamaron: “El Alcalde de las “mesas redondas” señor Carlos Guillén.

cucutanuestra.com

cucutanuestra@gmail.com
Celular: 312 580 3874