Logo de Cucutanuestra
CONTACTO:

Correo:
cucutanuestra@gmail.com
Celular: (57) 310 6975951
Bienvenido
Cucutanuestra.com con toda la información sobre la ciudad de Cúcuta

GREMIOS UNIDOS UNA HERMOSA INSTITUCIÓN.
Por Teodoro Gutiérrez Calderón.

LO QUE FUE EL TERREMOTO DE CÚCUTA

“A Cúcuta se le ha llamado la Perla del Norte, y con razón. Ocaña tiene el prestigio de ser la cuna de José Eusebio Caro, y Pamplona ha sido el cerebro del Departamento, debido a que la bondad del clima y el hecho de ser la capital Diocesana, la pusieron en capacidad de merecer el principado en la educación de la juventud; pero el progreso rápido de Cúcuta y su posición geográfica, la llevaron a ser la capital del Departamento, y es este un título que le corresponde hoy de hecho y de derecho, aun cuando su topografía y su vecindad a Venezuela, no permitan hacer de ella una verdadera Plaza Militar. En cambio, la calidad de sus habitantes y su cercanía a la parte navegable del río Zulia, harán siempre de la Ciudad de los Almendros la administradora política, civil y comercial de la región.

Hoy por hoy, sólo quiero ocuparme en historia de la vida y milagros de una institución democrática, que ha traído grandes bienes al Departamento como ejemplo civilizador, porque ella es una prueba palpable de lo que puede el esfuerzo propio, el esfuerzo individual, cuando se deja encauzar y dirigir por ese hado esquivo que muchos invocan pero muy pocos acatan: el Espíritu Público. Y esa bella Institución, es la SOCIEDAD DF ARTESANOS GREMIOS UNIDOS, fundadora y sostenedora del Instituto de su mismo nombre, que ha sido y es su mejor obra y será su mejor gloria.

El 29 de diciembre de 1909, se íe dio el último debate a la creación de la Sociedad, y en el acta de aquella sesión se hizo constar lo siguiente: ‘‘GREMIOS UNIDOS, expresivo nombre ccyi que se bautizó a la sociedad de artesanos e industriales, por acuerdo unánime de los socios fundadores y con el fin de que tengan acceso a ella todos los gremios de la ciudad”.

Integraron la primera Junta Directiva los siguientes Dig- natarios: Melitón Angulo Heredía, Presidente Honorario; Justo Rosas, 1er. Vicepresidente; Onofre P. Atencio, 2o. Vicepresidente; Pastor Ontiveros, Celso N. Pérez, Eduardo Ramírez L., Manuel J. Calderón y Felipe G. Rangel, Vocales; José Agustín Cuéllar, Tesorero; Alberto González D., Secretario, y Efraín Cárdenas, Subsecretario. Figuran además, como socios fundadores: Victor M. Ontiveros, Saúl Matheus Briceño, Victor Manuel Galvis, Juan Luis Vega, Ramón Pelayo, José Antonio Fortuna, Froilan Savila y Leandro Cuberos Niño.

Entre los individuos nombrados figuran elementos de todos los partidos y de diferentes nacionalidades, y la posesión de aquella Junta Directiva, que se verificó el 2 de enero de 1910, fue amenizada por la Banda del Batallón 7 de Infantería, acantonado en Cúcuta en aquella época.

En un principio se ocupó la sociedad en organizar conferencias, en prestar apoyo a los intereses regionales, en la fundación de una Escuela Nocturna de Artesanos, en el establecimiento de Caja de Ahorros y de Auxilio Mutuo, en la creación de una Biblioteca Popular y en el sostenimiento de su órgano de publicidad: El Artesano, todo lo cual funcionó con entusiasmo y regularidad, venciendo a cada paso poderosos inconvenientes, naturales en toda obra humana.

A la campaña realizada por la corporación en los años 11 y 12 se debe la construcción del actual Palacio de Gobierno. Y fue tal el prestigio de la Sociedad de Artesanos, en aquella época, que en la entonces naciente poblacion de Concordia se fundó una corporación similar, y durante aleún tiempo se verificaron las reuniones ordinarias con la satisfactoria asistencia de más de 400 socios. Hubo un año en que la lista de los miembros activos paso del número 1.000.

El 27 de marzo de 1912 se resolvió, en sesión piena, la compra de un local por medio de acciones, y en la discusión de la mejor manera de realizar tan necesario empeño, tomaron parte los doctores José María Forero Cote, Hermes García G., Miguel Villamora y Angel Domingo Beroes; los conocidos abogados Daniel Ramírez y Manuel Valentín Sánchez, y el General Leandro Cuberos Niño, que fue el autor de la proposición primitiva.

Y el edificio se construyó como consecuencia de aquellos debates, llena todas las condiciones requeridas por Higiene y la Estética, y está situado en el centro de la ciudad, en la misma manzana que ocupa el Palacio de Gobierno.

No se ha quedado, pues, sin pertenecer a la Sociedad de Artesanos ningún elemento de valía entre los ciudadanos de Cucuta, y si hoy los primitivos esfuerzos y aquellos anhelos de la colectividad que los inició, están circunscritos a la simpatía y al apoyo de una sola filiación política, ello se debe a la cizaña clerical, que no pudo mirar con buenos Ojos los progresos de aquella hermosa institución profana, altamente humana y civilizadora, que culminó en la más gloriosa conquista para la tierra del Hombre de las Leyes y organizador de la victoria: la Enseñanza Libre.

Han sido presidentes de la corporación, los siguientes ciudadanos: Justo Rosas, en 1910; Rafael Sanjuan, de 1910 a 1911; Carlos E. Jácome, en 1911; Pedro M. Mejía, en 1912; Domingo Irwin , en 1913; Ernesto Moreno, de 1913 a 1914; Abel Castro, de 1914 a 1915; Pedro Pablo Chacón, en 1915; Eduardo R. Armas, en 1916; Vicente Durán Romero, en 1917; Víctor Ordoñez Sanjuan, en 1917 a 1918, 19 y 20; Francisco Antonio Torres, en 1920 y 21; y Victorino Ordoñez Sanjuan, en 1922 a 23.

El 16 de diciembre de 1914, bajo la Presidencia de Abel Castro, fueron propuestas por la Junta Directiva, la suspensión de los auxilios que se prestaban a los socios en casos de enfermedad y la creación de la Escuela de Enseñanza Diurna, en todo lo cual tuvo gran intervención el cerebro generoso y progresista del doctor Manuel A. Pineda, según proposición que consta cn las actas.

El Concejo Municipal del año 1918, en vista de los adelantos de la Escuela; decretó el auxilio mensual de $110 oro para la creación de treinta becas en el Instituto. Y han sido Directores de éste, en la época que se expresan, los maestros León Gustavo Villamizar, desde 1915 hasta 1920; don Marco Vicente Pérez, en 1920; el General Ramón María Blanco, en 1921, y el suscrito autor de este artículo, desde enero de 1922.

Como sub-director del Instituto, el señor don Rafael Sánchez Inciarte, ha contribuido en gran manera al progreso de la Institución.

El año pasado subió el personal de alumnos a 130, y en el presente año han concurrido a recibir enseñanza 260 estudiantes. Se nombraron dos Maestros más para el manejo interno; se creo la clase de Gimnasia, que está a cargo dé un competente profesor que alcanzó en el servicio activo el título de Sargento, y el distinguido abogado, doctor Manuel José Vargas, dicta gratuitamente la clase de Mecanografía a los alumnos más adelantados del plantel. Ultimamente se crearon las Excursiones Escolares, y la primera se verificó en octubre pasado, por las poblaciones de Chinácota, Bochalcma y Córdoba.

El Instituto de becas y medias becas a los niños, probadamente pobres, y es tal la simpatía por el Plantel, que hay estucantes venidos desde las vecinas poblaciones de Santiago, S£n Cayetano, El Rosario, Córdoba y Chinácota. El Bazar verificado a beneficio de la Escuela en octubre de 1922, fue una prueba del cariño que profesa Cúcuta a su Instituto de enseñanza libre. Todo lo que se relaciona con la Escuela de GREMIOS UNIDOS despierta un entusiasmo generoso y febril. Y por lo que a mi toca, cada día estoy más orgulloso de haber merecido la confianza de la Sociedad de Artesanos al entregarme la Dirección de una obra tan patriótica como democrática”. Cúcuta, 1923.

NOTAS OFICIALES

A propósito de lo anotado por el Dr. Teodoro Gutiérrez Calderón, en su artículo “UNA HERMOSA INSTITUCION , a la simpatía y al apoyo de una soia filiación política, ello se debe a la cizaña clerical y política". Hemos encontrado en los archivos del H. Concejo de Cúcuta, DOS notas Oficiales, referentes a un mínimo auxilio de $20, decretado por el Concejo para favorecer la Escuela Nocturna de Gremios Unidos y los argumentos para suprimirlo, que dicen así:

San José de Cúcuta, Enero 8 de 1912.

Sr. Presidente del H. Concejo Municipal. — Presente.

Se ha impuesto con sorpresa esta Sociedad de que el H. Concejo Municipal que usted preside, retiró del Presupuesto actual el auxilio de los $20 oro con que el Municipio favorecía a la Escuela Nocturna que funciona en la Asociación, con el único fin, de instruir convenientemente al elemento obrero y prepararlo así para afrontar la lucha por la vida, difícil hoy para quienes no cuentan con el apoyo del esfuerzo intelectual.

Se permite esta Sociedad esperar que el H. Concejo, como genuino representante del pueblo cucuteño en todas sus clases, se dignará reconsiderar la medida dictada, teniendo en cuenta que los individuos que reciben educación en la Escuéla Nocturna de la Sociedad, son hijos de Cúcuta, de igual modo que lo son también los que asisten a los demás establecimientos del mismo género en la ciudad; que concurren a los estudios, dignos de todo encomio por su interés en educarse, mas de 400 miembros, de los cuales muchos de ellos entraron analfabetos, y hoy, para honor de Cúcuta y de los asociados, estos sin enseñanza; que, siendo esta Corporación la más numerosa de las establecidas en la población, y de consiguiente, la que más contribuye con su trabajo honrado a aumentar las Arcas del Erario Municipal, es de creerse, en justicia, que no se le debe quitar la pequeña cuota que otros Concejos en su empeño por todo lo que tienda al progreso moral y engrandecimiento del pueblo, le habían asignado para su educación; que dicha Sociedad tiene por base el amor a la humanidad y a la justicia, y está compuesta de elementos que no se apartan de sus creencias católicas religiosas.

En espera de que los caballeros que constituyen ese H. Concejo, sabrá apreciar las razones que asisten a esta Sociedad para reclamar el auxilio de que ha sido privada, tengo el honor de suscribirme del señor Presidente,

Atto, S.S.

El Presidente, Pedro Mejía.

Cúcuta, Enero 23 de 1912.

Sr. Presidente de la Sociedad “Gremios Unidos”, E.L.C. En respuesta a su atenta solicitud de fecha 8 de los corrientes, por el cual se sirve pedir ser reconsiderada la resolución del Concejo, por la cual fue retirada del Presupuesto la partida de veinte pesos oro con que se auxilia mensualmente la Escuela Nocturna de dicha Sociedad; tengo el honor de transcribir a usted la siguiente resolución que el H. Concejo que tengo la distinción de presidir, aprobó por unanimidad en sesión del día 19 de los corrientes.

“La Constitución vigente, sancionada por los partidos políticos del País, y con más de setenta y cinco años de existencia, declara que “La Religión Católica, Apostólica, Romana es la de la Nación; los poderes públicos, la respetarán y harán que sea respetada, como esencial elemento de orden social”. La Ley 35 de 1888, que aprobó el Concordato celebrado en la Santa Sede, dice así:

Artículo 12. En las Universidades y Colegios y en Escuelas y en los demás Centros de enseñanza y dirigirá en conformidad con los dogmas y la Moral de la Religión Católica.

Artículo 13. Por consiguiente en dichos centros de enseñanza los respectivos Diocesanos, ya por sí, ya por medio de Delegados especiales, ejercerán el derecho, en lo que se refiere a la Religión y a la moral en las Universidades de la enseñanza en las materias indicadas, este Prelado, de acuerdo con los otros ordinarios Diocesanos, elegirá los textos que para los demás Planteles de enseñanza oficial. El Gobierno, impedirá que en desempeño de asignaturas literarias, científicas y en general, en todos los ramos de la institución, se propaguen ideas contrarias al dogma Católico y al respeto y veración debidos a la Iglesia”.

El Concejo, parte del Cuerpo Administrativo de la Nación, está obligado a respetar y a hacer respetar el sentimiento Católico de la totalidad nacional, sin tener en mira las opiniones particulares de sus miembros, aún en el supuesto de que fueran divergentes, y el “Centro Gremios Unidos” de esta ciudad contiene en el Artículo 4 de sus estatutos, la prohibición de hablar de Religión y política”.

Además, ha sido sometido a censura por el camino trazado por la Constitución Nacional y tiene que reconocer como instrucción nociva al pueblo, toda aquella que no tenga como fundamento la Religión Católica; y en el campo de la educación, fuera de lo expresado, está la historia de todos los tiempos especialmente la contemporánea, señalando con hecatombes humanas y violaciones de toda Justicia, los frutos de la desposeída del sentimiento religiosa católico.

Niégase la solicitud hecha por el Presidente de “Gremios Unidos”.

De usted, Atto. S.S. Lázaro Ríaseos S.

Presidente Concejo Municipal.